Porcino Ibérico

Nuestros cerdos ibéricos se diferencian por su rusticidad, comportamiento al pastoreo, potencial adipogénico, metabolismo anabólico y desarrollo tardío, lo cual es favorable para su adaptación a las dificultades de las condiciones medio ambientales para su cría en extensivo.

El estrecho control y registro sanitario, basado en un programa de observación y atención constante durante toda la vida del animal es otro de los aspectos fundamentales que caracterizan el continuo mimo que se dedica a los animales.

Trabajamos para que aumente día a día la proliferidad y precocidad, y posean ciclos reproductivos más cortos, con camadas mayores y pesos superiores tanto en el destete como en el cebo.

Tienen un excelente crecimiento y mayor conversión alimenticia, lo que proporciona un engorde en menor tiempo que otras.

A todo esto se le puede añadir el respaldo de una buena genética maternal y paternal, con un gran número de reproductoras propias de la explotación y reproductores seleccionados, registrados ambos en los principales libros genealógicos, buscando siempre los mejores resultados en todas sus etapas.

Ponemos a su disposición excelentes ejemplares seleccionados  100% raza ibérica y 50/50 Ibérico-Duroc en sus distintas etapas de cría y de diferentes pesos y edades.